Quiénes Somos

Nuestra prioridad es amar a Dios sobre todas las cosas y amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos.

Es un privilegio poder compartir con cada persona en CasaVIDA y a través de nuestra página web. Esperamos que la experiencia en nuestra página sea de bendición y crecimiento espiritual para usted;  queremos servirle.

Servicios

Domingos 9:00am y 11:00am

Miércoles 7:30pm

nuestra-historia

Nuestra Historia.

Comenzó con un llamado muy claro a los 9 años de edad para trabajar en el Reino.   Pasados los años y trabajando en otras áreas ministeriales, se fue cumpliendo lo que dice la palabra en Mateo 25, en la parábola de los talentos, ya que se iban multiplicando.

Todo empezó con un papel y lápiz en el año 2004.  Dios fue poniendo en el corazón el trabajo de una Iglesia que hoy es CasaVIDA. Pasaron los años, y en vez de un solo papel ya fueron muchos; comenzamos en el 2007 con una reunión de hogar.  Dios seguía recordando el llamado  y, en el año 2009, un último llamado le dio el punto final a la espera y fue el comienzo de la visión que ya Dios nos había dado.

Somos una iglesia constituida legalmente bajo las leyes de EU que  obedecemos al llamado y seguimos la visión que Dios tiene trazada.

Pastores Nelson y  Migdalia

Nuestra Visión.

“Empoderando al mundo para que viva en plenitud con Dios.”

vision

mision

Nuestra Misión.

“Impactar, desarrollar, transformar a individuos, familias y comunidades integralmente; para que tengan relaciones altamente efectivas y disfruten de una vida cristiana a su máximo potencial; fundamentada en la palabra de Dios.”

Qué Creemos

En la salvación a través de la confesión en Jesucristo como nuestro Señor y Salvador. (Hechos 4:12; Romanos 10:9-10; Juan 14:6)

Que hay Un Solo Dios que vive y es verdadero. Son tres personas en la Divina Trinidad: el Padre; el Hijo; y el Espíritu Santo. (Génesis 1:2, 27; Mateo 28:19; 1 Juan 5:7)

Que la Santa Biblia es Palabra inspirada por Dios. (2 Timoteo 3:16; 2 Pedro 1:20-21)

En Jesucristo, como el unigénito Hijo del Padre y concebido de la virgen María. Jesús fue crucificado, sepultado y resucitó de entre los muertos. Ascendió a los cielos y está hoy a la diestra del Padre como el Intercesor. (Lucas 1:26-33; Hebreos 7:25)

Que somos justificados (declarados justos por la sangre de Jesús) cuando nos arrepentimos de nuestros pecados y creemos en Jesucristo. (Hechos 13:38,39; Romanos 5:1; 1 Corintios 6:11; Marcos 1:5)

En el bautismo del Espíritu Santo, hablando en otras lenguas, según el Espíritu se manifiesta, como evidencia inicial de esta experiencia. Creemos en la operación de los dones espirituales y alentamos a nuestra gente a vivir de tal manera que estos dones se manifiesten en sus vidas. (Hechos 2:4, 10:44-46, 19:6; 1 Corintios 12:4-11) (Estos dones espirituales son: palabra de sabiduría, palabra de ciencia, fe, dones de sanidades, el hacer milagros, profecía, discernimiento de espíritus, diversos géneros de lenguas, e interpretación de lenguas).

En la libertad de adoración con toda forma de expresión, siendo hecha con decencia y en orden, sin atraer atención a uno mismo. El orden en nuestros servicios se define como el seguir la unción del Espíritu Santo, a través del liderazgo pastoral en el altar. (1 corintios 14:33,40)

En el bautismo por inmersión (en agua), en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. (Mateo 3:11, 28:18-19; Juan 14:16)

En sanidad divina para el cuerpo. Sin embargo, fomentamos y no condenamos la ciencia médica. (Hechos 3:2-12, 5:15-16; Santiago 5:14-15)

En que las bendiciones que recibimos de Dios vienen a través de los méritos de expiación (El completo sacrificio de Jesús por nosotros en el calvario). (Romanos 5:11; Santiago 1:16-17)

En la segunda venida de nuestro Señor Jesucristo. (Hechos 1:10-11; 1 Tesalonicenses 4:13-18; Apocalipsis 1:7)

Que aquéllos que mueren fuera de Cristo serán castigados en el infierno eterno, pero aquéllos que mueran “en El” compartirán eternamente Su gloria en los cielos. (Daniel 12:2; Mateo 25:46; Juan 5:29; Judas 1:7)

En la santidad del matrimonio entre un hombre y una mujer y el compromiso familiar. Promovemos fuertemente los valores familiares. (Efesios 5:31-33, 6:1-4; Hebreos 13:4; Mateo 19:5; Levíticos 18:22; Génesis 2:24)

Nuestros valores

Empoderamiento
Delegando autoridad y compartiendo responsabilidad.

Integridad
Somos auténticos, sostenemos las mismas decisiones y acciones tanto en lo privado como en publico (no por conveniencia).

Responsabilidad
Honramos nuestros compromisos y somos individuos altamente responsables.

Sinergía y Trabajo en Equipo
En la unidad hay poder, juntos podemos lograr mas; que la suma de nuestros logros individuales.

Adoración Continua
Adoramos en todo tiempo, en los tiempos buenos y en los tiempos malos.

Ayuno y Oración
La oración y el ayuno son fundamentos inexorables para discernir la voluntad y los planes de Dios.

Servir
Servir primero!

Un Propósito
Todo lo que hacemos, debe servir al propósito de Dios y el cumplimiento de su palabra.